¿Tienes algún cumpleaños a la vista? Seguro que más de una vez nos hemos encontrado con el problema de qué comprar. Sí, los niños pueden ser sencillos, pero en cuestión de juguetes hay tanta oferta, que muchas veces uno no sabe qué elegir. Hoy te lo ponemos fácil, te hablamos de los mejores juguetes para regalar en un cumpleaños. Opciones que siempre serán un éxito.

Los bebés llorones de moda

Son toda una revolución. No hay niño que no conozca a estos simpáticos bebés llorones. Hay un montón de modelos diferentes para todos los gustos. Además, dicen los expertos que se trata de un juguete que supone un excelente estímulo para el desarrollo de la afectividad de los pequeños; y es que, estos bebés pueden llorar, como bien indica su nombre. Pero es que son capaces de llorar de verdad y emitir sonidos asociados al llanto de una forma de lo más realista.

Juguetes Lego

Es un clásico entre los clásicos. Todos hemos tenido de pequeños y siguen gustando muchísimo. Los juguetes de Lego son un acierto absoluto. Además, hay que tener en cuenta que la casa Lego cuenta con un catálogo amplísimo de opciones para regalar, desde los más sofisticados y grandes, hasta las piezas más económicas y pequeñas.

Puedes encontrar legos que imitan las auténticas caravanas Volkswagen del 62 o incluso Legos aptos para los amantes de Star Wars, con un modelo que imita el First Order Snowspeeder. Hay opciones para cualquier niño; y es que cada año sacan cientos de modelos nuevos.

Un simpático patinete

Se pusieron de moda hace unos años, y parece que no tienen intención de irse. En un mundo en el que lo ecológico cada día es más importante, el patinete se alza como una opción de transporte ideal para reducir la contaminación ¿por qué no acostumbrar a los niños desde pequeños? Hay un montón de patinetes de 3 ruedas para niños. Patinetes con estampados divertidos, incluso con sus personajes favoritos, como pueda ser Peppa Pig. Son juguetes seguros que dan gran estabilidad durante la marcha y están recomendados para niños mayores de 3 años.

Un Mr. Potato

El Mr. Potato es otro de esos clásicos que todos tenemos en mente cuando pensamos en nuestra niñez. Un juguete que, además, ha sabido envejecer muy pero que muy bien. Deja que tus hijos descubran todas las posibilidades que ofrece el maravilloso mundo de este simpático personaje. Un juguete que hace que los niños desarrollen la imaginación al combinar piezas para crear su propio Potato personalizado.

Monopoly

Los niños mayores de 8 años estarán contentísimos con los típicos juegos de mesa. El Monopoly, por ejemplo, es otro de esos imprescindibles en cualquier infancia ¿Quién no ha disfrutado de una tarde de Monopoly en familia? Comprar calles, construir y, de vez en cuando, hacer alguna pequeña trampa. Precisamente hay una versión muy divertida que es el Juego Monopoly Tramposo, una opción con pequeñas modificaciones que permitirán que los peques puedan tirar de ingenio para poner sus propias trampas a los contrincantes. Sin duda uno de esos juguetes originales que tanto nos gustan.