Compaginar trabajo, vida familiar y social puede ser complicado para los padres actuales. Lo cierto es que el ritmo estresante al que nos vemos sometidos puede quitarnos tiempo y ganas para organizar algo tan importante como una fiesta infantil. Hoy te hablamos un poco de cómo organizar esa fiesta ideal para tu hijo incluso con un horario de trabajo exigente, tips que podemos poner todos en práctica como compartir la organización o incluso tirar de cápsulas de café para ganar un poco de energía extra en esos momentos en el que las fuerzas nos fallan.

Delegar y compartir tareas

Muchas veces pensamos que podemos con todo, pero no, no podemos. Organizar una fiesta infantil conlleva muchísimos preparativos. Escoger la temática, la decoración, organizar el menú o incluso hacer una tarta. Si somos padres trabajadores no vamos a contar con tanto tiempo como quisiéramos. Ante esto, lo mejor sentarnos con una buena taza de café, hacer una lista de todas las cosas que tenemos que hacer antes del gran día y dividir la faena. Tu pareja y tú podéis ocuparos de esta organización conjuntamente, no tengas miedo de delegar. Es más, si contáis con amigos y familiares que quieren ayudarnos en el proceso ¿por qué no aprovechar esta iniciativa de terceros? Entre todos es siempre más sencillo.

Duerme, descansa y tira de cafetera

Cuidar de los peques y trabajar es agotador. Como en cualquier otro evento que tengamos que organizar, durante los preparativos, tenemos que aprovechar todos esos momentos en los que podemos descansar. Duerme tus horas correctamente, cuanto más puedas. Además, no tengas miedo de tirar de pequeñas ayudas. Las cafeteras con cápsulas monodosis son siempre una herramienta que nos puede dar esa energía extra que necesitamos en el trabajo y en casa. Una forma fácil de hacernos el café por las mañanas y a cualquier hora del día.

Además, no te olvides de que descansar y trabajar está bien, pero también relajarse. Coge un ratito al día y dedícalo a lo que más te guste. Disfruta de un libro o un buen baño relajante. La saturación no es buena para nada, ni para trabajar ni para organizar ninguna fiesta.

Intentar no perder los nervios

Sabemos que es fácil decirlo pero no hacerlo, perder los nervios no nos va a ayudar ni lo más mínimo en la organización de nuestra fiesta de cumpleaños. Intenta, por tanto, no preocuparte a la más mínima. Piensa que cualquier evento conlleva retos. Es normal que las cosas no salgan como esperamos desde el principio. Si nos enfrentamos a esto con una actitud positiva, seguramente seremos mucho más resolutivos y encontraremos la solución antes de lo que imaginamos.

Aprende que el camino no tiene que ser necesariamente uno. Quizá de todo lo que tenías pensado para tu fiesta no puedas conseguirlo absolutamente todo, pero eso no implica que  no puedas encontrar otra opción igualmente buena. Es más, en lo que a fiestas infantiles se refiere, hay un montón de opciones que podrían ayudarte a crear el evento del año, desde la contratación de personal de animación hasta la creación de un bonito rincón de dulces. Explora tus posibilidades y no te quedes únicamente con los problemas.

Haz partícipes a tus hijos de su fiesta de cumpleaños

Si hay algo que le gusta a un niño es una fiesta de cumpleaños. Este día, tu hijo será el protagonista absoluto. Hemos hablado de la importancia de delegar tareas, pero también es interesante que hagamos partícipes a nuestros hijos de este tipo de organización.

Está claro que tu hijo no va a poder preparar algunas cosas concretas, pero sí hay otras muchas que podría hacer sin problema alguno. Por ejemplo ¿has pensado en lo bonitas que quedarían las invitaciones de la fiesta de cumpleaños de tu hijo si las hiciera él mismo? En internet puedes encontrar un montón de opciones divertidas. Manualidades que, además, lo mantendrán ocupado y divertido durante un rato.

Además de estas invitaciones, también puedes hacerlo partícipe de la decoración  o de la preparación del evento el mismo día. Hinchar globos en familia, por ejemplo, es mucho más divertido que hacerlo tú solo ¿no crees?