Pedro tenía muy claro que el día de su cumpleaños quería celebrar una Fiesta Gormiti (unos bichejos para mi gusto horrorosos que están de supermoda y les encantan). Así que lo primero que hice fue averiguar si en alguna tienda de articulos de fiesta tenian cositas de Gormiti ¡nada!, busqué en internet y nada!  ¿Cómo es posible que no tengamos en España cositas para fiesta de unos personajes tan populares? Creo que es algo relacionado con los derechos de la marca y esas cosas. Así que pensé que tendría que hacerlo todo en plan casero. Aquí teneis algunas ideas que pusimos en marcha y al final resultó todo muy bien, por si alguna se encuentra con un “problema” similar.

Lo primero que hicimos fue coger todos los juguetes que Pedro tenia de Gormiti y utilizarlos en la decoración de la mesa (este es un recurso muy útil, barato y poco expotado). Encontré un volcán, la isla y una cueva. ¡fue perfecto! En los huequitos de las islas integramos los platos de patatilas, gusanitos,… Imprimimos en una copistería etiquetas para las servilletas, los vasos y ¿como no? para sustituir la Coca-Cola de toda la vida por una bebida de auténticos Gormitis. Tambien imprimimos carteles de “Bienvenidos a mi fiesta Gormiti” para la puerta de la calle y del salón. Por supuesto que Pedro se disfrazó de Armageddon, el señor del metal. No se podían creer merendar en la mismísima isla de sus héroes.

Se lo pasaron estupendamente y la verdad es que despues de todo el trabajo que pasamos con tanta manualidad, me sentí totalmente compensada cuando al día siguiente me dijo: “Mamá, yo quiero que todos los días sea mi fiesta Gormiti, ¿por qué se tiene que acabar?” Espero que podais sacar alguna idea de este cumpleaños tan “casero”.