Foto: Oh Happy Day

Hay disfraces originales y después está este… (leed el comentario con voz de locutor de radio megachulo que lleva gafas de sol). La verdad es que un botecito de fideos de colores como disfraz es muy llamativo y nada típico. No creo que encuentres a otro niño con el mismo disfraz, eso por descontado. Así que si te apetece ser creativo, ¡adelante!

Disfraces caseros para niños: ideas originales

Foto: Oh Happy Day

Materiales para este disfraz de niños tan chulo:

  • Papel corrugado (es el que nos servirá para hacer la tapa)
  • Pintura en espray
  • Globos de agua (de los pequeños) de colores
  • Inflador de globos (son muchos)
  • Cinta adhesiva resistente
  • Cinta de tela
  • Tijeras
  • Lápiz
  • Cartón
  • Pistola de silicona
  • Cartulina (una rosa y otra blanca)
  • Rollo de plástico
  • Letras doradas

Foto: Oh Happy Day

Hacer este disfraz infantil es relativamente sencillo y podemos pedir a nuestros asistentes que se encarguen de la parte de inflar los globos, que tiene su miga mientras nosotras nos dedicamos al resto (que también tiene lo suyo). Así, repartiendo tareas, podemos acabar antes este disfraz.

Foto: Oh Happy Day

Este disfraz DIY hay que hacerlo teniendo en cuenta las medidas de quien lo va a usar; es decir, es un disfraz personalizado al detalle. Con el trozo de cartón que tengamos, prepararemos el diámetro del cuerpo del pequeño. Una vez recortado, procederemos a pintarlo (en rosa por seguir los colores del resto del disfraz). Luego armamos el rollo de plástico por fuera y otro por dentro dejando unos pocos centímetros para poder meter los globos dentro. Por supuesto, hay que dejar un par de círculos para sacar los brazos.

Foto: Oh Happy Day

El papel corrugado lo utilizaremos en la parte de arriba para que actúe como de tapón, ¡pero no olvides agregar antes los globos! Nuestro bote de fideos de colores se quedará tapado. Luego ultimamos los detalles: letras decorativas, el dibujo del topping… ¡lo que tú quieras!

Fuente: Oh Happy Day