Como organizar una primera comunión en tu jardín

Mayo volverá a ser el mes de las primeras comuniones. Tras un año difícil en el que, por culpa del confinamiento derivado de la pandemia de COVID-19, este tipo de eventos tuvieron que aplazarse a los meses de agosto y septiembre, va a recuperarse la tradición.

Sin embargo, debido a las restricciones aún vigentes muchas personas las celebrarán en casa aprovechando sus jardines y espacios al aire libre. Aquí queremos dar algunos consejos muy útiles al respecto.

organizar comunion

Consejos para celebrar una comunión en tu jardín

Realmente, si tienes un jardín lo suficientemente amplio como para celebrar la comunión de tu hijo al aire libre respetando las medidas de seguridad, la decoración puede ser una parte muy divertida de la organización. Con estos consejos simplificarás mucho el proceso:

Elabora los recordatorios. Puedes pedir a tus hijos que te ayuden y solo vas a necesitar algunas cartulinas y sobres, una foto y un mensaje original. Puedes colocar algún adorno a modo de lazo o similar para darles un toque más divertido.

Cuida los centros de mesa. Basta con un simple jarrón con flores y unas notas con el menú a degustar. La sencillez y el minimalismo se llevan en este tipo de eventos.

Haz un mural. En el que aparezcan fotos de tu hijo, su nombre y algún mensaje interesante. Asegúrate de usar un buen adhesivo para que las fotos queden bien pegadas y evitar que se caigan durante la velada. No está de más que junto a él instales también un photocall.

Decora los cubiertos. Solo tienes que aprender alguna técnica sencilla de papiroflexia y aplicarla sobre las servilletas. Así te servirán para ordenar de forma original los cuchillos, tenedores y cucharas necesarias para la comida.

Aprovecha los árboles. Por ejemplo, para colgar una piñata llena de caramelos o para colgar lámparas y faroles. Estos elementos darán un toque más cálido y acogedor al jardín e iluminarán el espacio cuando empiece a caer la tarde y aún haya invitados.

Escucha a tu hijo. Es fundamental que, al menos en parte, decores el espacio en base a sus gustos. Piensa que ese será un día muy especial para él y que debe sentirse como el verdadero protagonista del evento.

No te olvides de la animación. Un grupo de animadores infantiles será de gran ayuda para que los niños se diviertan una vez terminado el banquete. Además, brindará a los padres un momento de relax para que interactúen entre ellos.

No olvides: El vestido del niño o niña es importantísimo, por lo que conviene estar al tanto de las últimas tendencias infantiles. Cuando sepas la fecha del evento y determines el lugar de celebración, debes enviar las invitaciones. A eso hay que añadir la contratación del catering de eventos para no tener que preocuparte de la comida. Y, cuando acabes, podrás ponerte con la decoración.

Organizar una comunión en casa es más fácil de lo que piensas

En definitiva, organizar la comunión de tu hijo en el jardín de tu casa no solo es una idea estupenda, sino también un modo muy original y económico de disfrutar de la celebración. Con los sencillos consejos que te acabamos de dar conseguirás una decoración única que te gustará tanto a ti como a tus invitados.