Foto: Mega Silvita

¿Qué hay más refrescante para el verano que unos helados caseros? Puede que un buen batido de frutas con hielo o una gelatina muy fresquita, pero el helado sigue alzándose como opción ganadora para esos días en el que el calor aprieta. Lo mejor de todo es que los helados podemos hacerlos en casa y pueden ser muy sanos, así que se convierten en una merienda perfecta para los peques. Vamos a ver qué tal estos helados de fresa y yogur para niños, que tienen una pinta exquisita.

Helados caseros para niños con fresa y yogur

Ingredientes:

  • 65 gr de fresas
  • 45 ml de zumo de limón
  • 130 ml de sirope de azúcar
  • 125 gr de yogur griego

El sirope de azúcar se hace poniendo 130 gr de azúcar en una olla con 130 ml de agua. Lo llevamos a ebullición y cuando salgan las primeras burbujas, bajos el fuego y lo dejamos durante unos cinco minutos más. Después lo pasamos a un recipiente de cristal que podamos cerrar herméticamente. Lo guardamos en el frigorífico y reservamos más o menos un día antes de hacer los helados. Esto necesita tiempo.

Foto: Mega Silvita

Para hacer los helados caseros, empezamos por limpiar las fresas y dejar que escurran. Les quitamos las hojitas y las trituramos para hacer una especie de puré. Luego las mezclamos con el zumo de limón. Del sirope de azúcar que hemos preparado, tan solo utilizamos más o menos 50 ml. El resto del sirope de azúcar lo mezclamos con el yogur.

Foto: Mega Silvita

En nuestro molde para helados, lo que hacemos es intentar distribuir las dos mezclas de manera que luego puedan aparecer los colores por separado, ya que es un detalle muy simpático y gracioso. Es una forma perfecta de preparar unos helados coloridos y sabrosos. Tendremos que dejarlos en el congelador al menos ocho horas o toda la noche.

Fuente: Mega Silvita