Juguear.com

Este conejito no es de plástico… ¡Está hecho de huevo cocido!

La verdad es que no había visto nunca nada parecido, pero me parece una idea estupenda. Estos moldes de plástico de colores parecen un accesorio muy útil para niños que rechazan la comida… O bien para los que necesitan alicientes diarios para comer de todo sin quejarse de que siempre pones lo mismo. Te suena, ¿verdad?

Con estas variadas formas quedan los huevos duros según el molde utilizado…

Pues bien, estos moldes sirven para ‘dibujar’ sobre los huevos cocidos formas de coches, conejitos, flores, peces, estrellas, ositos… Además, los dibujos son en 3D.

Los moldes, que vienen de Japón, los he encontrado en Bebés y más, que remite a ebay para comprarlos… La verdad es que salen baratitos (menos de 6 euros) y no pasa nada por intentarlo, ¿no crees?