Vale, ya se que no es sencillo pero no me negarás que la idea es espectacular y que los niños pueden alucinar en colores con este teatro de verdad. Y como siempre decimos, la idea es para inspirar… ahora te toca a ti darle el toque “casero” , que les va a hacer la misma ilusión que el de la foto,o incluso un poquito más, porque además llevará todo el cariño que le habeis puesto en la preparación (eso que no se ve,  pero si que se siente). En este link teneis todas las fotos de este teatro tan bonito, para los que os apetezca ver más detalles. Y ahora señores y señoras, tomen su asiento porque ¡empieza la función!