¿Botella de leche o muñeco de nieve? ¡Las dos cosas! con este proyecto creativo…

Esta idea de vestir las botellas de leche como muñecos de nieve es muy original, ¿no os parece? Y también una estrategia para dar a los gestos cotidianos un toque de Navidad, que a los niños les fascina…

La hemos encontrado en el blog Meet the Dubiens, una familia que siempre nos sorprende con platos creativos y proyectos tan divertidos como éste. Desde luego, parece una propuesta perfecta para hacer manualidades con niños.

Pero también puede ser una gran idea para sorprenderlos con su desayuno o merienda habitual. Y, desde luego, motivar a aquellos que se resisten a la leche…

Es tan sencillo de hacer como despegar las etiquetas de las botellas comerciales, o comprarlas directamente en bazares multiprecio. Los botones quedan perfectamente adheridos con pistola de pegamento caliente (una herramienta muy útil que te recomiendo encarecidamente si te gustan la manualidades; las tienes de marca blanca y también de Dremel, especial para hobbies).

Botellas disfrazadas para que los peques no se resistan a tomar leche…

Al cuello de la botella, se le anuda una “bufanda”, o sea, una cinta de color bonita y de tejido adaptable.

Ya sólo queda atravesar una pajita de refresco a una nube de azúcar blanca y rotular la nube con rotuladores de colores comestibles (que puedes encontrar en tiendas especializadas en repostería).

Vía: Meet the Dubiens