vista área de los barcosHabía una vez un barquito chiquitito […], que no podía navegar.

No podrán surcar los océanos, pero tus hijos y tú pasaréis una tarde bien entretenida recortando, pintando y decorando estos barcos de cartón,  vistos en Ikatbag. Recicla una caja de las que habitualmente desechas en casa y conviértela en este juguete ecológico.
Si estas cansada de que tus hijos te digan “Me aburro”, está claro: tienes que probar con las manualidades. Para hacer estas tres carabelas o barcos vikingos (elige el nombre que más te inspire), reúne tijeras, papel, pegamento y pinturas, y ¡échale imaginación!
Básicamente se trata de hacer el fondo y dos laterales simétricos (puedes ver la plantilla en ikatbag). Se pega todo con pegamento y luego se van añadiendo detalles como el mástil (un simple lápiz o palillo de comida china puede valer), la vela (de cartulina de color) el ancla, el timón o el mascarón de proa (ese elemento decorativo delantero que define si el barco es pirata, de sirenas…).
Y, por fin, ellos decidirán si poner dentro a sus muñecos articulados y jugar a los Playmobil o a Peter Pan.

detalles de los barcos ecologicos

 Vía: ikatbag