Tarta de Moras para Cumpleaños

Foto: Fräulein Klein

¡Mira qué delicia tenemos por aquí! Una preciosa tarta invernal de cumpleaños de moras. ¿No te la comerías toda entera en la misma tarde, así, porque sí? Entre lo buenas que están las moras silvestres y la pinta de dulce que tiene este pastel, confieso que sería mi perdición si lo tuviera delante… pero no, no, no podemos comérnoslo entero, ¡que es para una fantástica fiesta de cumpleaños ambientada en el bosque!

Tarta de Moras Casera para Cumpleaños

Preciosa tarta invernal de frutos del bosque

Foto: Fräulein Klein

Ve apuntando en un papelito lo que necesitas, pero ya puedes ver que para la decoración final vamos a utilizar hierbas frescas (unas ramitas de romero para simular los árboles) y moras. Lo que tiene forma de criatura marina no sé lo que es, pero supongo que es alguna especie de chuchería con sabor a mora o algo así. Si alguien identifica a esos marcianitos, ¡que diga en la caja de comentarios qué son, que me tienen muy intrigada!

Ingredientes para preparar la mejor tarta invernal de moras:

Para la masa:

  • 300 gr de harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • 250 gr de mantequilla (a temperatura ambiente)
  • 170 gr de azúcar
  • 1 botecito de azúcar de vainilla
  • 200 ml de leche
  • 3 gotas de extracto de almendra
  • 5 claras de huevo (a temperatura ambiente)

Frosting:

  • 75 gr de arándanos
  • 100 gr de nata
  • 1 paquete de azúcar avainillada
  • 150 gr de mantequilla (temperatura ambiente de nuevo)
  • 4 cucharadas de azúcar glas
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 250 gr de nata
  • 2 cucharadas de mermelada de arándanos

Decorado:

  • 100 gr de chocolate blanco
  • Y lo que hemos dicho antes (moras, romero…)

Preciosa tarta invernal de moras

Foto: Fräulein Klein

El material por excelencia que vamos a usar es un molde redondo de entre 15 y 18 centímetros, dos, si puede ser, así montamos el pastel y nos queda tan chulo como el de las fotos… que mira que es bonito, ¿eh?

Primero precalentamos el horno a 180ºC. Ya sabéis que esto suele ser una constante en las recetas de cocina. Ahora mezclamos la harina con la levadura y después la mantequilla con el azúcar y el azúcar avainillado; vamos a ver si nos queda muy cremoso. A continuación mezclamos la leche con el extracto de almendra. ¿Lo tienes todo?

Vale, pasamos a mezclar la harina con la mantequilla con incorporaciones de a poco. Podemos valernos de una batidora para hacer más ameno este paso. Luego añadimos la mezcla de la leche y seguimos revolviendo hasta que quede todo combinado en una masa homogénea. La forma ideal de hacerlo es ir añadiendo las mezclas poco a poco y alternándolas, es decir; primero unas cucharadas de la mezcla de harina y después unas de la de leche, se bate y se repite el proceso. No sé qué pasa si lo haces por la vía rápida, pero, por si acaso, sigamos las instrucciones, que es un postre alemán. En otro bol aparte mezclamos las claras de huevo y las batimos hasta el punto de nieve para incorporarla a la mezcla rápidamente. Tenemos que extender la masa en los dos moldes y los dejamos durante 35-40 minutos. Ya sabes el truco del palillo para ver si se ha cocido. Cuando esté listo, lo dejaremos reposar 10 minutos para que se enfríe.

Preciosa tarta invernal de moras salvajes

Foto: Fräulein Klein

Vamos a seguir con el glaseado. ¿Y qué es lo que tenemos que hacer? En primer lugar, vamos a convertir las moras en puré. Así, sin ninguna lástima. Las pasamos por la batidora y luego filtramos con un colador. Lo siguiente que hacemos es montar la nata con el azúcar de vainilla, combinamos la mantequilla con el azúcar glas y mezclamos con el resto de los ingredientes que componen nuestro frosting. Podemos empezar a cubrir la tarta; para montarlas, vamos a poner una capa de mermelada y otra de frosting. Después iremos cubriendo el pastel entero para que se quede con ese precioso color morado suave. Necesitamos meterlo en el frigorífico y que enfríe durante un par de horas a lo sumo.

Para su presentación ya sabes qué hacer, sacas el pastel y preparas el chocolate blanco al baño maría para esparcirlo por encima. Hazlo con cuidado, ya que puede gotear por los lados, pero esto puede ser una virtud, ya que, como ves en las fotos, es un detalle que queda muy bien. Añade las moras, el romero y… ¡ya lo tienes listo!

Fuente: Fräulein Klein

¿Te ha gustado? Compártelo:

Twitter Facebook Pinterest Google Plus

Postres y Tartas, Tartas de Cumpleaños

,

Deja un comentario

¡Estamos encantados de tenerte aquí! Introduce tus datos debajo para poder podmentar. Los campos obligatorios son los que están marcados con *