precioso-calendario-de-adviento-para-hacer-con-la-familia

Foto: Sinnen Rauch

La Navidad se vive de otra manera cuando hay peques en casa, ¿verdad? Hay un antes y un después en ese sentido, pero puede seguir siendo un momento mágico si se mantienen las costumbres y la gente se reúne con su familia. Una idea genial para mantener la emoción de las fiestas navideñas es preparar un calendario de adviento casero. Y si es uno tan bonito como este, ¡apaga y vámonos!

Cómo Hacer un Calendario de Adviento Elegante

calendario-de-adviento

Foto: Sinnen Rauch

A estas alturas no puedo ocultarlo: su una auténtica fan de todo lo que tenga un aire vintage, pero es que si encima son animales… a mí ya me tienen conquistada. Los estampados salvajes son mis favoritos. ¿Qué opináis vosotras? Estoy convencida de que este hermoso calendario de adviento os va a resultar muy inspirador:

  • Bolsas blancas de papel
  • Hilo o cuerda
  • Sellos numéricos
  • Animales vintage recortados
  • Cartulina negra
  • Tijeras
  • Pegamento
  • Una escalera
  • Grapadora

¿De dónde podemos sacar los animales vintage? De Internet. Yo acabo de hacer una búsqueda en Google con los términos “vintage animals” y me han salido un montón de opciones que me encantan y me hacen muy feliz. Solo tengo que elegir las que más me gusten, abrir un editor de imágenes y trabajar un poquito con ellas. Luego imprimo, recorto y los pego en la bolsa.

ideas-para-preparar-un-calendario-de-adviento

Foto: Sinnen Rauch

Las bolsas de papel podemos cerrarlas con grapas una vez hayamos introducido nuestra sorpresa, ponerles el número del día en el que toca abrirlas con un sello (o bien con una etiqueta) y colocarlas en la escalera de madera de forma ordenada.

calendario-de-adviento-para-navidad

Foto: Sinnen Rauch

Podemos decorar el resto del calendario de adviento con cintas de colores, por ejemplo. En este caso, se han usado dos tiras largas de color verde. También hay estrellas de cartulina a los lados e incluso algunos arbolitos de Navidad muy sutiles. ¿Qué te parece? ¡Precioso!

Fuente: Sinnen Rauch