Merienda dulce con lazo

Una merienda irresistible para los peques… Mmmm…

Los niños son seres sorprendentes. A los míos en concreto les encanta el dulce, pero resultan tan expresivos cuando ven una merienda como ésta… Está claro que anudar lazos de regalo en unas galletas untadas con crema de cacao no cambia la esencia de la merienda, pero basta con ver sus caras de emoción para darse cuenta de que el cariño con que has elaborado el plato también cuenta.
En casa, las meriendas de fin de semana se desarrollan en la mesa de la cocina, donde a veces me ayudan a cocinar. Aquí hemos querido conservar el ambiente rústico de antes. La mesa comprada en Ikea, un modelo muy sencillo, la teñí y enceré yo misma con los productos que venden en la tienda. Quedó tan chula, que parece una mesa tocinera de las que citan en las revistas de decoración. La mayoría de las veces la revisto con un mantel de cuadritos vichy en rojo que compré hace tiempo en Hábitat. Algunos fines de semana les ofrezco la oportunidad de tomar conmigo un capuccino. Como les encanta hacerse los mayores, se lo sirvo en unas tazas blancas de merienda que uso en contadas ocasiones. ¡No os asustéis! Les sirvo poquísimo café y bastante leche muy espumosa, casi como un caffe latte del Starbucks. Luego les pongo una bandeja con sorpresa como la de la foto, y quedan encantados. Personalmente adoro las galletas María Fontaneda, y como más me gustan es con mantequilla, o a veces con matequilla y miel. Mis hijos se parten de risa cuando les cuento que las galletas María eran los “cereales” de los niñ@s de antes: en trocitos, iban directas al vaso de leche o de cola-cao, para deshacerse. Mmmm… riquísimas.

Vía: Color Party

¿Te ha gustado? Compártelo:

Twitter Facebook Pinterest Google Plus

Cocinando con Niños, Cookies y Galletas, Ideas Inspiradoras, Otros postres

1 comentario

Comments

Deja un comentario

¡Estamos encantados de tenerte aquí! Introduce tus datos debajo para poder podmentar. Los campos obligatorios son los que están marcados con *