La nariz roja de Rudolph es un chupachups

Foto: Manualidades para niños

Todo el mundo conoce a Rudolph, el reno de la nariz roja que guía el trineo de Papá Noel, ¿verdad? Pues te vamos a descubrir su secreto y es que su nariz es, en realidad, ¡un chupachups! Síii, ¡como lo oyes! Esta divertida manualidad navideña para niños se puede convertir en un detalle muy dulce para regalar o dejar junto al árbol de Navidad. A mí la idea me encanta y me dan ganas de hacerla para repartir por la calle y todo. Me parece muy ingeniosa utilizar el caramelo como nariz.

Manualidades Navideñas con Rudolph

La-nariz-roja-de-Rudolph-es-un-chupachups-plantilla

Foto: Manualidades para niños

Vamos a empezar, pero antes vamos a hacer una lista de los materiales que tienes que recopilar para tener a mano:

  • Plantilla de Rudolph (puedes encontrar una silueta aquí, pero recuerda el redondel de la nariz)
  • Una cartulina (tamaño A4 preferiblemente) de color marrón
  • Tijeras
  • Pegamento
  • Pintura dorada o plateada
  • ¡Un chupachups!

Lo primero que vamos a hacer para tener a Rudolph es imprimir la silueta y recortarla. Doblamos la cartulina por la mitad y ponemos encima la silueta para dibujar la figura de la cabeza de Rudolph. Ahora recortamos con paciencia (porque hay mucha curva) y le quitamos la nariz por los dos lados. El resultado parece propio de un test de Rorschach, pero no os asustéis, que este reno no va a psicoanalizar a nadie.

La-nariz-roja-de-Rudolph-es-un-chupachups-plantilla-2

Foto: Manualidades para niños

Este es más o menos el resultado que tendremos. También es importante que aparte del agujero de la nariz, que debe ser más pequeño que el diámetro del caramelo del chupachups para que lo pueda sujetar bien, se haga otro pequeñito entre la unión de las cartulinas para poder pasar el dulce por ahí, que si no tendremos que hacer fuerza y romper la cartulina con el palo. No pasa nada, pero nos quedará más prolijo si estamos prevenidos.

La-nariz-roja-de-Rudolph-es-un-chupachups-decoracion

Foto: Manualidades para niños

Ahora toca la parte más festiva de la manualidad, que es decorar nuestro reno con las pinturas que hemos seleccionado. Con el rotulador negro podemos hacerle los ojos y la boca y podemos añadir todos los detalles que queramos. Es más, si en vez de pintura usamos otros elementos para la decoración como pueden se restos de otras cartulinas de colores, también puede quedar muy bien. Aquí va un poco lo que se te ocurra y no hay ninguna limitación para este dulce regalo de Navidad.

La-nariz-roja-de-Rudolph-es-un-chupachups-final

Foto: Manualidades para niños

Y con este paso, ya terminamos la preciosa manualidad de Navidad. Encajamos el chupachups por el agujerito y juntamos las dos caras de Rudolph uniéndolas con un poco de pegamento en la parte de la frente y los ojos. Con esto, tienes una presentación estupenda para un caramelo. Creo que es un detalle muy original para dar las gracias a esas personas que han estado con nosotros durante todo el año, pero al final será el peque quien diga si se lo come él o se lo obsequiamos a alguien.

Fuente: Manualidades para niños

¿Te ha gustado? Compártelo:

Twitter Facebook Pinterest Google Plus

Manualidades con niños, NAVIDAD

,

Deja un comentario

¡Estamos encantados de tenerte aquí! Introduce tus datos debajo para poder podmentar. Los campos obligatorios son los que están marcados con *