Foto: Oh Happy Day

¿Te gusta preparar mesas dulcesYo creo que es un trabajo muy bonito, va en consonancia con la decoración de una fiesta infantil y elegir los temas. Por aquí tenemos un montón de recetas infantiles muy inspiradoras para servir en cualquier celebración con niños. Ahora también te dejamos unos toppers la mar de adorables para que puedas coronar tus cupcakes y muffins como se merencen: mira este DIY de pájaros toppers. ¡También valen para decorar tartas!

Ideas para mesas dulces: toppers originales y bonitos

Foto: Oh Happy Day

¡¡Ay!! Es que me derrito de dulzura, de verdad. Me encantan estos pajaritos tan monos y los colores variados que hay. Para poder hacer este DIY de decoración en casa, vamos a necesitar:

  • Pistola de silicona
  • Plumas de colores
  • Tijeras
  • Palillos
  • Limpiadores de pipa de color naranja
  • Abalorios negros (para los ojos)
  • Pompones en dos tamaños
  • Alicates

Foto: Oh Happy Day

Para hacer los adorables pollitos o pajaritos, tenemos que armarnos con un poco de paciencia, pero salen bien y son bastante fáciles, aunque no lo parezca. Después de reunir todo el material, vamos allá:

  1. Pega los dos pompones entre sí. El más grande será el cuerpo y el pequeño la cabeza.
  2. Luego añade el palillo y asegúralo con un poquito de silicona para que no se mueva.
  3. A continuación, coja una pluma del mismo color que los pompones y corta dos alas de ahí con mucho cuidado. Deben tener el mismo tamaño. También debes cortar la cola.
  4. Después, pega todo en el cuerpo del pajarito: ya sabes, alas a los costados y cola en el trasero.
  5. Con ayuda de los alicates, dobla el limpiador de pipa y corta un trocito dejando una V minúscula, que será el pico del pajarito cuando lo pegues.
  6. Por último, añade los ojitos con dos perlas chiquititas de color negro.

Foto: Oh Happy Day

Siguiendo esos pasos, tendrás un resultado verdaderamente adorable. Anímate a ir más allá con este DIY y combina los colores dándole un toque personal y único a tus toppers para la mesa dulce.

Fuente: Oh Happy Day