Fiesta mágica de Harry…Potter!

Y digo yo, ¿por qué los adultos no podemos tener fiestas como estas? A muchos les encantaría una fiesta sorpresa en la que después de una semana trabajando le sorprendan a uno con un brebaje mágico que cure todo el cansancio y haga que la risa sea contagiosa. Porque así es la magia y así es el universo mágico por antonomasia de Harry Potter. En fin, qué le vamos a hacer, haremos un esfuerzo y que sea sólo para los niños. Sólo por esta vez, porque yo una de estas quiero. Antes de que cumpla cien años y mis huesos crujan como la varita rota de Harry.

fiesta harry potter (2)

Como puede apreciarse, en esta ocasión han puesto toda la carne en el asador, pero en cambio, no han tirado la casa por la ventana porque al parecer la decoración está construida a base de materiales baratos y accesibles: porexpan, sábanas, luces fluorescentes de las normalitas, madera y plástico. Claro que la factura visual está muy conseguida y lo que hay ahí invertido sí que es verdadera magia, porque no todos los padres tienen el don de ser unos manitas. O por lo menos así lo percibimos según nos llega vía el blog harrypotterpartyideas.com.

fiesta harry potter (3)

fiesta harry potter (6)

Esta es una réplica casi perfecta del Gran Comedor de Hogwarts. El despliegue de medios es alucinante, como un auténtico decorado. La luz, muy cinematográfica, es de vital importancia para darle ese ambiente de realismo. Hemos podido identificar varios tipos de iluminación: directa, indirecta, cálida, fría, artificial. Sin duda el mejor efecto especial que han conseguido recreando este universo es el del área de las pócimas de la clase de Pociones. Vamos, que si fuera ahora mismo una niña ese sería el primer rincón que husmearía. Creo que metería las narices dentro para asegurarme de que los elementos químicos presentaran el grado justo de dulzor. Al parecer el truco consiste en colocar una caja de luz bajo un montón de recipientes de agua coloreada con colorante alimenticio. Un fluorescente, para ser más exacta. Y voilá! Ya tenemos nuestra pócima de crecimiento acelerado o para hacernos invisibles, entre otras muchas cosas.

fiesta harry potter (5)

Más cositas: las luces que cuelgan del techo (perdón, que flotan bajo el techo) están hechas, aunque no lo parezca, de rollos de cartón de papel higiénico y pequeñas luces eléctricas. Habrá que ir guardando unas cuantas, por si acaso.

Los fanáticos de la saga del mago más famoso podrán reunirse alrededor de una larga mesa de picnic (cuanto más larga mejor, ya que en la película el efecto del comedor tan largo es fantástico) y discutir, me imagino yo, sobre qué varita mágica es la mejor. Porque la fiesta también incluye una varita personaliza para cada pequeño aprendiz de mago. Las de esta fiestas han sido transformadas a partir de unas ramas recogidas en el parque y barnizadas después con diferentes efectos. Nada como un retal de terciopelo violáceo y un lazo oscuro para darle realismo y exclusividad.

El orgulloso padre del cumpleañero incluso construyó un tutorial sobre la fiesta para animar a otros padres a hacer lo mismo con sus retoños. Los resultados, desde luego, invitan a probarlo.

+info: encyclopediahomeschoolica.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Twitter Facebook Pinterest Google Plus

Decoración de Fiestas Infantiles

Deja un comentario

¡Estamos encantados de tenerte aquí! Introduce tus datos debajo para poder podmentar. Los campos obligatorios son los que están marcados con *