¿Monja o fraile? Dos disfraces caseros fáciles

¿Cura o monja?Disfraces divertidos, para Carnaval o Halloween…

Fraile o monja… Cualquiera de los dos disfraces caseros resultará muy divertido para un niño que acaba de empezar a andar. En el caso del fraile, se trata de un hábito bien abrigadito, hecho con un retal de falsa piel de pelo, con una capucha incorporada, por lo que resulta muy adecuado para un Carnaval o Halloween frío. Este disfraz es muy sencillo: la propia textura de la tela hace que puedas coserlo con grandes puntadas hechas sin cuidado, ya que el pelo las tapará, y además  sólo hace falta adornarlo con un simple cordón blanco y una cruz.

El disfraz de monja también es muy divertido y, si cabe, más fácil aún. ¡No temas los hábitos negros…! Te valdrá la túnica de otro disfraz (tipo Darth Vader, de Star Wars) o, si no, una camiseta negra grande de papa o mamá. Un verdugo blanco y un retal cuadrado, cogido con dos clips al pelo, hará las veces de toca.

Vía: Ohdeedoh.

¿Te ha gustado? Compártelo:

Twitter Facebook Pinterest Google Plus

CARNAVAL, DISFRACES INFANTILES, HALLOWEEN

Deja un comentario

¡Estamos encantados de tenerte aquí! Introduce tus datos debajo para poder podmentar. Los campos obligatorios son los que están marcados con *