¡Como me ha gustado esta idea! Me imagino lo bonitos que quedarían dos flamantes árboles como estos a la entrada de una fiesta infantil. El truco para que quedén tan especiales como el de la foto es elegir muy bien los colores de los globos e hincharlos con distintos volúmenes. Ya sabemos  que no hace falta un superpresupuesto para dar unos cuantos toques “chic” a tu fiesta, y los globos son baratos, alegres y  bien presentados lucirán como los que más. Ahora tienes que pensar que base utilizarás para sujetarlos , un poco en función de las cosas que tengas en casa, se me ocurre desde una maceta hasta un cesto de mimbre lleno de bolitas de jugar los niños…

(Foto de Karin Nussbaumer)

Vía