Foto: Tablespoon

Regalar un desayuno especial es una buena idea y vale para cualquier ocasión. Ni siquiera hay que esperar a un día especial para hacerlo. Tan solo tenemos que pasarnos por Fiestas y Cumples, mirar las recetas que tenemos y elegir la que más nos guste. Las tortitas con fideos de colores suelen triunfar por las mañanas, pero hoy os traemos a un buen competidor: ¡un delicioso conejito de canela y azúcar para darte los buenos días!

Receta Fácil para Desayuno: Rollitos de Canela

Los ingredientes que necesitamos son los siguientes:

  • Masa básica de repostería (podemos hacerla nosotros mismos en casa o comprarla hecha, ¡la de croissants está muy rica!)
  • 1/4 de cucharada de canela
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 huevo blanco batido

¿Qué tenemos que hacer? Esta receta es muy fácil, así que podemos pedir la ayuda de los pequeños chefs de la casa. Nos lavamos muy bien las manos y, en primer lugar, precalentamos el horno a 180º C. Esta parte siempre debe hacerla un adulto, aunque está bien que los niños entiendan cómo funciona el horno y por qué es peligroso que ellos lo toquen solitos.

Podemos trabajar de varias maneras con la masa, pero, por lo pronto, vamos a extenderla sobre una superficie plana con ayuda de un rodillo (sin aplastarla demasiado) y cortamos tiras largas. A esas mismas tiras, les cortamos una de las puntas. Con el trozo de masa, hacemos una bola entre las palmas. ¡Esta parte es muy divertida! Reservamos la bola, que va a ser la colita de nuestro conejo de canela y azúcar para desayunar.

Ahora cogemos la tira y la doblamos por la mitad más o menos. La parte de arriba, la de los dos extremos, le damos un giro para que parezca una especie de trenza. Luego le damos un poco de forma curva a la parte de abajo e insertamos la bola que hicimos. Tan solo nos queda espolvorear azúcar y canela sobre la masa y hornearla durante unos 15 o 20 minutos.

Fuente: Tablespoon